Sombras entre luces de noche…

Intente dormir… olvide q las 4 tazas de café consumidas durante el día quizá complicaran un poco la llegada del sueño y dejaran el insomnio instalado en mi cabeza…

La sombra-luz, claroscuro que titila de la ciudad y entra por mi ventana y el frío se apodera desde mis pies a mi cabeza, de veras odio el frío de esta ciudad rodeada de cerros, y después de 4 años casi y medio me pregunto, si lo mio es la playa, ¡¿a que carajos me vine a tanta montaña?!

Me asalta un recuerdo de el invierno pasado, antes de la primavera, cuando aún jugaba a la casita con aquel que creí sería mi compañero de vida. Extraño el calor de un abrazo en la noche, extraño la caricia o el beso furtivo, extraño el hogar que juraba mi corazón inocente que compartimos… pero me pregunto, ¿solo extraño eso o la ilusión en que vivía?¿ a quién extraño, a el o a esa Jessica medio ingenua, medio idealista, medio feliz pero tan atada a cosas que ahora, creo que realmente no importaban tanto? ¿porque ahora es mejor esa luz en la sombra de mi pared del cuarto solo y silencioso y helado en el que estoy a la relativa oscuridad de nuestra habitación? Esta libertad (relativa y subjetiva) me ha enseñado un par de cosas…leo mas que antes, descanso y también me desvelo un poco mas que antes, escribo muchísimo mas que antes, paseo mas que antes, como menos que antes, me río mas que antes, sueño mas que antes…tantas cosas entre tantas noches… tantos pensamientos y el estar acurrucados entre esa noche y ahora, que duermo sola, solo con un montón de pensamientos y recuerdos y cosas encima… pero reduciendo eso, escarbando y rebuscando… ¿qué sentimiento queda sinceramente? Lo ame, quizá como a nadie, no creí ser capaz de darlo todo por alguien y creo que si, hay algo de agradecimiento, sobretodo por Ángel, mi Ángel sonriente, y también queda dolor, dolor por un corazón roto, y por un puñal clavado en la espalda… y la duda de que a pesar de que el nunca me ha pedido ni una triste disculpa y me duele pensar que jamás lo hará…¿debo perdonarlo por mi propio bien? o mejorando la cuestión, ¿cómo borro este rencor que por más que niegue, creo que si existe…?

Si pudiera pedir un deseo, sería, saber que hacer con tanta libertad, para que tanta libertad, y saber si la soledad es un precio permanente o es intercambiable… e insisto…si lo mio es la playa, ¡¿a que carajos me vine a tanta montaña?!

Verenisdiell… esperando a Morfeo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s