Con el infinito de mi lado… ¿quién contra mí?

Fue una noche clara… con la luna y su sonrisa enorme en el cielo… y el haciendome reir con sus ocurrencias… sin embargo, esa felicidad fue espiada por aquel, o aquellos que no se si tienen presente que mi vida personal es mi vida personal y privada, ya no entiende que ya no estoy a su lado, y que definitivamente me veo mejor sin el, el se éxilio solito de mi vida, de mi corazón, el me abandono y quiere dejarme a mi las culpas que no son mias … era  casi como si quisiera robarme esa sonrisa… antes no lo hicieron con navaja o un arma… nos siguieron… se metieron al edificio… y oí tacones antes de quedarme dormida… asumi que era el vecino… total… intentaron amedrentar a mis padres, se que no soy cínica, pero tampoco saben que soy inocente, ellos estan de mi lado… al día siguiente, después de esa terrible sensacion de ser vigilada, de mirar sobre mi hombro… a mitad de la calle… me dije, podría decir toda la vida que me arrepiento de haberle conocido, sin embargo, tengo que agradecerle que sigo creciendo, que se seguir sin el, que me levante, me sacudí, y supere esa desilución, esa perdida… ya cumpli mi tiempo de luto… por una relacion que no tenia realmente gran futuro… una relacion que no motivaba a nadie, y como dice Shakira: “No pienso quedarme a tu lado mirando la tele y oyendo disculpas/la vida me ha dado un hambre voráz y tu apenas me das caramelos/Me voy con mis piernas y mi juventúd por ahí aunque te maten los celos”

Y ojala fuera tan frívola para decir que todo se resume a cosas mortales o pasajeras… a momentos y encuentros casuales y fugaces… no… la vida solo se vive… no se esta… el presente es lo único para siempre, y si esta vez se que no se dan promesas… para no darlas rotas… no se da el corazón, no se da nada más que el placer del tiempo y de la compañía…

No se si me de tristeza, enojo, o decir que es un poco patético que nunca me puso tanta atencion como ahora…

Y reflexionando todo esto… se apodero de mi, una sobriedad, una conciencia… una fuerza… una serenidad… una claridad… ahí a mitad de la calle… las manos me hormigueaban, como si tuviera la fuerza del piso mismo… los pies los sentia con ganas y capacidad de brincar y probablemente tenía resortes en las piernas… y sin embargo, no corrí… camine con serenidad… sonreí y una risa salio libremente de mí…

Creo que recupere por completo a mi Diablo Guardían.

 

Una sonrisa, un beso desde mi hoy y mi ahora

 

Verenisdiell

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s