Puesta de Sol

Puesta de Sol…

Y estaba el Diablo Guardián… un poco triste, un poco desolado, viendo el arroyo de la vida, del mundo… veía a sus protegidos… veía su luchar diario, y cuando podía, tomaba sus penas y las guardaba en cajas de plata con forro de terciopelo negro… pero son tan difíciles de pescar, solo se dejan entre ver en miradas perdidas, en los 5 o 10 minutos de camino en transporte público, cuando el ruido de la gran ciudad invade todo… cuando el calor o el frío hacen que sentir sea insoportable… cuando se deja la cama del amante… cuando la llamada no es respondida… y aun así, la pena se sabe esconder en medias sonrisas, de media luna… o de luna llena…

Entonces, vio un alma, pacíficamente fumando un cigarrillo en una banca en la plaza… sonreía como si supiera el secreto del mundo… como si  solo esperara que se pusiera el sol… y le dio curiosidad… tomo forma humana, su favorita… el caballero de blanco; y mientras esa misteriosa mujer cerraba los ojos entre una bocanada  y otra y sonreía… y cuando abrió los ojos, ahí estaba nuestro DG, de blanco… y le dice: ¿Te puedo ofrecer otro cigarrillo? Y ella, lo miro, suspiro antes de sonreír  y dejar salir un , aprisionado desde quien sabe hace cuanto entre sus labios…

Saco de su bolsillo los cigarros favoritos de ella (ventajas de poder leer la mente), de una caja suave, y un encendedor, Ella  tomo el cigarro que se le ofrecía, se lo coloco en los labios y acerco la mano que sostenía el encendedor del Diablo a centímetros de su rostro… encendió con paciencia el cigarro, y justo antes de soltar su mano, lo vio directamente a los ojos, con una mirada que parecía decir… ¿de dónde te conozco? Y al mismo tiempo, le provoco un escalofrío…

Ella: Gracias, y disculpa mi atrevimiento, pero, ¿Quién eres?

DG: Un amigo, si quieres… ¿y tú quién eres?

Ella: una amiga, si quieres… (Dijo con una sonrisa a media luna de complicidad)

DG: puedo preguntarte, ¿de dónde salen esas sonrisas tan tuyas?

Ella volteo a verlo estudiando su cara, entornando un poco los ojos y dibujando a medias un gesto de duda, abrió la boca, hizo algo como un puchero  y dijo: no sé, supongo que las herede… pero, ya después de llorar tanto, ya no hay mucho que hacer…

Nuestro DG invadido por una curiosidad aun mayor por una sonrisa y una respuesta tan… abierta a un extraño, y creyendo poder pescar la pena o las penas de esa hermosa mujer, dijo: ¿tan mala es la vida?

Ella, le respondió con un gesto de sorpresa, y luego, su suave sonrisa, y dijo: tan mala, y tan buena… tantos ayeres, solo un hoy, y quien sabe cuántos mañanas…  (Esto último lo dijo subiendo un poco los hombros, marcando exquisitamente los huesos de las clavículas por un segundo…) y por lo mismo, prefiero sonreír a seguir llorando por cosas (bajo la mirada un instante…y suspirando), que en este momento, en esta plaza, no están…mejor pienso en esta  hermosa puesta de sol (volteando a ella), que aunque ya hayan existido miles de millones antes de esta, esta, es mía, está llena mis ojos, está la comparto contigo(volteo a verlo, de nuevo, directamente a los ojos, y causando ese escalofrió que empezaba a gustarle al DG)comparto este cigarrillo contigo, esta sonrisa, estas palabras contigo, jajaja, esta banca contigo… (Y volvió a hacer esa media luna con los labios y luego de una pausa dijo) ya me canse de pensar en lo que he sufrido, lo malo del mundo, de las personas… de lo que he perdido, lo que me han lastimado, hoy me doy cuenta que todas esas penas deben ser olvidadas, ya no guardadas en el fondo de mi alma en un joyerito de plata con forro de terciopelo negro… o enterradas en las raíces de los espinos… ya perdone, ya me perdone y olvide… (Y volvió a sonreír)

Claro que cuando el DG escucho lo del joyero de plata con forro de terciopelo negro se sorprendió… El de repente sintió que de algún lado la conocía… en algún momento… pero no sabía de donde… la trato de estudiar, no podía leer su mente más allá de lo que decía o pensaba justo antes de hacerlo y ella solo parecía respirar y estar tan llena de paz,leer su mente se sentía como estar en el campo santo, o en la iglesia… su ropa tampoco le decía nada, su cabello, largo y oscuro… como si la noche reposara ahí desde el inicio de los tiempos… sus ojos profundos y… ¡sus ojos! Esos ojos no tenían tiempo, su rostro, no tenía tiempo, no decía ninguna edad… parecía joven a primera vista, pero la mirada era eterna, enmarcaba ese rostro que no decía la edad… como el, ella también era un ser fuera de este mundo… ¿un ángel? No, ellos no se dignarían a pisar el mundo de los humanos, pero tampoco parecía del inframundo, no tenía esa maldad que brilla en el rabillo del ojo, y esa sonrisa se veía demasiado autentica, ni él ni nadie que conocía del inframundo podía o sabia sonreír así…

Ella volvió a perderse en sus pensamientos entre bocanadas y la puesta del sol, casi extinta… y de repente estiro su brazo, y rozo delicadamente al DG, y el despertó de su reflexión y volteo a verla, y ella a él… de nuevo sintió el escalofrió, y  tantas ganas de besarla, y hacerla confesar sus secretos, arrancarle la ropa, llevarla a su guarida, y hacerla suya el resto de la eternidad…

Ella sonrió, ahora parecía ella quien adivinaba su pensamiento… soltó la colilla de cigarro que ya quemaba sus dedos, tomo el rostro del DG y le dio un suave beso en los labios, se separó apenas un centímetro y dijo gracias… por el cigarro, ah… y el beso, y  sonrió de nuevo, una sonrisa amplia, de luna llena… se levantó y se fue, sin esperar una respuesta;  dejando al DG, el aun saboreando el sabor de la nicotina y algo dulce… se quedó quieto… y pensó,  que sería ella quien se llevó sus penas… pero sembró la duda de quién era, y de donde la conocía.

Anuncios

One thought on “Puesta de Sol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s